Como conciliar la dieta con el comer fuera

Una comida o cena equilibrada debería estar compuesta de tres principales ingredientes: 

  1. Verduras/hortalizas.
  2. Féculas (patatas, pasta, arroz, legumbres, pan).
  3. Una fuente de proteínas (carne, pescado, marisco, huevo, palitos de cangrejo, embutido o lácteo magro, etc.).

Y todo eso acompañado con una pequeña cantidad de grasa, por ejemplo, un poco de aceite.

A menudo, una dificultad añadida para seguir una dieta, es cuando por motivos laborales o sociales a veces se debe comer fuera de casa. Podría parecer casi “misión imposible” no engordar comiendo en un restaurante, pero realmente no es así. Lo importante es saber escoger bien los platos y explicar bien nuestras necesidades al personal.

Comiendo fuera, la dificultad principal con la que nos encontramos es que todos los platos que se nos pueden ocurrir pedir, habitualmente éstos vienen con exceso de aceite, nutricionalmente hablando. La cantidad de aceite suele ser tan excesiva, que al final ya importa poco si uno ha pedido unos espárragos verdes o unos callos: una comida así acaba con esfuerzo de pérdida de peso de una semana como mínimo.

Teniendo en cuenta la realidad, para las comidas fuera, mi consejo principal sería que, en el momento de decidir que platos comer, priorizar el objetivo de conseguir reducir al máximo la cantidad de aceite. Probablemente, la forma más segura sería a la pregunta del camarero “¿qué va a pedir?” Responder: “Mire, yo no puedo comer el aceite, ¿qué me podríais ofrecer aquí?” La conversación podría seguir, por ejemplo, así: “Si pido las verduras a la brasa, ¿me las podríais hacer sin nada de aceite?”, “¿Cuál de los platos de pescado o carne podría pedir que me preparen sin aceite?”, etc.

Seamos realistas, si vamos a restaurantes de menú “low cost”: de lo que os he explicado al principio – que hay que comer, de los tres grupos, al menos un alimento de cada – los alimentos a escoger quedarán muy reducidos: 

  1. De las verduras, muchas veces quedaremos limitados a una ensalada (incluso así, que no lleve atún – ya que en el restaurante habitualmente casi nunca lo tienen enlatado al natural) sin salsa ni aceite (que a veces las hojas de lechuga las mezclan con el aceite antes de traer) – solamente aderezada con la sal, la pimienta y el vinagre. Ni se os ocurra pedir rollitos de espinacas, verduras salteadas o pisto de verduras. Cualquier plato más elaborado seguramente llevará un exceso de aceite. 
  2. De las féculas, lo más seguro será el pan (eso sí, no “pan con tomate” – ya que más que tomate, llevará seguramente una cantidad de aceite indeseable). El arroz, la pasta y las legumbres, prácticamente siempre ya están mezcladas con el aceite del sofrito. Comer un plato de paella, o incluso de pasta con verduritas, - serían “pecados mortales”. Las patatas – normalmente también vendrían aceitosas, incluso si teóricamente están hechas al horno. 
  3. De las proteínas, normalmente lo más fácil sería pedir carne o pescado sin aceite. Eso sí, no espere que pidiendo “merluza a la plancha” ya os estáis salvando. Habitualmente lo que estos restaurantes llaman “a la plancha” en realidad está hervido en aceite. No es mala opción pedir pollo a la brasa y quitar la piel, dorada a la sal, marisco (el último incluso si está hecho “a la plancha”, luego cuando de saca de la cáscara ya queda sin aceite).

De los postres, aparte de la opción segura de fruta, o zumo de naranja, o yogur, no suele ser mala opción comer un sorbete.

De las bebidas, lo ideal sería pedir agua, Vichy, gaseosa o cualquier bebida light. Normalmente, la que más fácilmente encontrará será Coca cola light/zero.

Y si cuando se va a comer fuera, quiere permitirse disfrutar mucho de la comida, yo al menos aconsejaría escoger una cosa que le hace más ilusión y de lo que disfrutará cada una de las calorías. Por ejemplo, si realmente lo que más le hará disfrutar es un pastel de chocolate, pídalo y disfrute – eso sí, después de haber comido los platos principales sin gota de aceite, y acompañando con un café edulcorado con un edulcorante sintético, con la leche descremada….