Mousse de limón light

Ingredientes:

1 envase de gelatina de limón light

700g de lácteos descremados a elegir

 

Preparación:

1.      Cubrimos la gelatina con 200ml de agua fría y mientras se va hidratando preparamos los lácteos escogidos. Este tipo de recetas sirven para hacer limpieza de la nevera antes de hacer la compra semanal, vaciando lo que no se haya comido durante la semana. Evidentemente, cuento con que en su nevera no haya nada de lácteos grasos?. Programamos la báscula a zero y vamos poniendo todo lo que encontramos. Si la mezcla queda bastante líquida (por ejemplo, si ha hañadido Leche evaporada Ideal), la textura del postre resultante será más de tipo mousse. Si no, también quedará bueno, pero con más consistencia.

2.     Calentamos la gelatina a fuego lento removiendo con una espátula de silicona hasta que queda disuelta. Mezclamos con los lácteos preparados y probamos como ha quedado de sabor. Según el tipo de lácteos escogidos podria ser que falte añadir un poco de sucralosa líquida para que quede más dulce, o un poco de zumo de limón si queremos un postre más ácido. ¡Y ya está! Podemos verter al molde escogido tal cual, o batir un poco para que la mezcla quede espumosa y entonces pasar al molde o vasos individuales.

3.     Guardamos al menos unas horas en la nevera (especialmente si lo está preparando en un molde donde se tendrá que dar vuelta para desmoldar – en ese caso, a parte de guardar más tiempo, quizás necesitará calentar por fuera el molde unos segundos con agua caliente para que se desmolde bonito).

4.    Desmoldar, decorar y servir:-).